Galpón de la Música

En tan sólo 5 años, Mamita Peyote pasó de ser una banda relativamente desconocida a poseer una incipiente carrera. Todo ello debido al eclecticismo de su música – una mixtura de ska, reggae, cumbia centroamericana, cuarteto, swing, gypsy punk, entre otros géneros-, enérgicos shows en vivo, y el indiscutible carisma de su vocalista, Eugenia Craviotto Carafa.

Fue poco el tiempo que tuvo que pasar para que el grupo rosarino editara un muy destacado disco debut –homónimo de la banda- y recorrió distintos escenarios de la ciudad y otras provincias, dando a conocer sus canciones y teloneando a renombrados artistas como SOJA, Nonpalidece, The Wailers, Mimi Maura o Dancing Mood, entre otros.

Ahora, antes de bajarle la persiana al 2016, la agrupación está trabajando en su nuevo LP que verá la luz próximamente. Pero más allá de las labores en estudio, también hay espacio para un nuevo concierto, que tendrá lugar este sábado en el Galpón de la Música. En esta oportunidad, el combo local presentará un álbum acústico grabado en agosto y dará a conocer un adelanto de su flamante material. En la previa al show de este finde –en el que también actuara Entre Sevillanas como soporte- charlamos con Craviotto Carafa. Esto es lo que dijo.

Están trabajando en su segundo álbum, pero mientras tanto, este sábado presentan su disco acústico grabado el pasado 10 de agosto. Se podría decir que justamente Mamita Peyote no sólo puede adaptarse a ambos formatos, sino que además su música recorre distintas sensaciones de la vida cotidiana. ¿De eso se trata, no?
Algo de eso hay. Tratamos de que nuestra propuesta musical sea sincera, con nosotros mismos, con la gente a la que le llega nuestro mensaje, con todo. La idea es hacer lo que nos gusta, lo que nos hace sentir cosas lindas.

Es hermoso sentir que el trabajo del artista es resignificado: eso que sale de nuestro más profundo interior y se convierte en canción, que luego es tomada como propia por el oyente. Que las sensaciones de la vida cotidiana se conecten de alguna manera con la música y otra persona se identifique o sienta como propias las canciones, es algo increíble.

El formato acústico presenta ciertas dificultades, como ser el manejo de las dinámicas y las intensidades. ¿Hubo algún detalle en particular en el que hicieron hincapié a la hora de ensayar?

Justamente ese, el tema de las intensidades. Trabajamos mucho en ello, en todos los instrumentos y en el groove general de la banda. Aparte se laburó mucho también la cuestión de transmutar el espíritu de la canción, en algunos casos cambiamos los géneros de los temas. Canciones que veníamos tocando hace ya dos años del primer disco, cambiaron de impronta, volvieron a nacer con otro aire.

En este show van a adelantar un tema de su próximo álbum. A propósito: ¿sigue la misma línea del anterior o nos vamos a encontrar con nuevas búsquedas sonoras?
Un poco y un poco. Se está desarrollando un costado más rockero que nos gusta, pero también sigue la matriz reggae y hay un guiño bastante importante a la cumbia centroamericana. La búsqueda está ahí, incesante, siempre. Creo que es el motor indispensable que cualquier proyecto de vida necesita para no dormir. Buscar siempre, generar cosas nuevas, buscarse y reinventarse uno mismo. Siempre.

Están sonando en radios, han teloneado a distintos artistas nacionales e internacionales (Mimi Maura, Nonpalidece, Dancing Mood, SOJA, y The Wailers, entre otros) y realizado shows en otras provincias. ¿Qué planes tienen para el resto del año y para el verano?

Estamos muy abocados a la pre producción de nuestro segundo disco; esa es la prioridad para en este momento. En el medio hay varios shows, uno muy lindo en el Monumento, el próximo 18 de diciembre. Es un recital solidario junto a la Orquesta Infanto Juvenil del barrio El Triangulo.

Una vez dijiste: “El cielo es el límite“. Adónde te gustaría llegar con Mamita Peyote?

Nuestro objetivo es poder vivir de nuestra vocación que es la música. Ya nos sentimos muy afortunados al haber encontrado nuestra vocación, nuestra pasión. Es algo hermoso en la vida encontrar lo que te hace feliz y poder dedicarte a eso. Lo demás es anecdótico. Que venga lo que tenga que venir.

¿Qué significa la música en tu vida?

Todo. La música es magia y si hay algo que me encanta y me atrae hipnóticamente es el misterio de algo mágico: puede cambiar tu día, unir distancias, conmover hasta los más rígidos corazones. Surge como algo de la vida misma, por una necesidad de expresar cosas. Eso la hace única.